Google

El estropajo.

La luffa cylindrica fricatoria pertenece a la familia de las cucurbitáceas, que son plantas trepadoras, es decir, Familia de las dicotiledoneas, englobada dentro de la subclase dilleniidae y perteneciente al orden de las violales. Esta familia incluye especies de gran interés agrícola.
Si leemos todo esto quedamos de verdad en las nubes a menos que por supuesto hayamos estudiado Bilogía o algo similar, pero muy diferente si por el contrario escuchamos algo como estropajo. Aun hoy se rehúsa a desaparecer y ahora se ha convertido en un producto de exportación y su desgarbada figura ha pasado a ser más estilizada y menos irregular.
Diría yo que a todos los colombianos nos bañaron con estropajo desde que teníamos uso de razón, además que alguna vez quedamos con la piel adolorida y colorada a manos del refregar o restregar por algunas madres tratando de quitar el percudido de la piel, sin entender que así es el color de sus hijos y no una acumulación de suciedad sobre la dermis y haciendo del baño dominical una tortura de nunca acabar.
Se dice que llego con la colonización desde las lejanas tierras orientales, pero no por esto deja de ser uno de los artículos más representativos de la cultura Nacional y se podría decir que es tan colombiano como el café. Se le han otorgado diversos usos desde el tratamiento para los callos, la piel reseca, el acné de la adolescencia y ahora hasta es anti celulitis, de todas estas aplicaciones es poco lo que puedo confirmar, pero las abuelas dicen que es “bendito” para eso y mucho más, en un futuro los estudios arrojarán resultados que nos pueden sorprender. Ya hoy en día se usa en los SPA, tratamientos de exfoliación y para contra restar la flacidez en piernas, abdomen y glúteos.
Estoy seguro que dentro de la campaña libertadora más de un soldado tenia dentro de su maleta uno de estos singulares utensilios de aseo, y definitivamente Simón Bolívar debió compartir refregadas de estropajo con Manuelita en la tina.
Es así como hoy asociamos este artículo con frases cotidianas colombianas como: “más seco que un estropajo”, para algo desabrido y sin sustancia, la verdad nunca lo he comido, pero entiendo el significado de dicha frase; “tiene la piel como un estropajo” dura y reseca, pero para eso también sirve.
Se le atribuyen muchas propiedades, y hoy en día se recomienda, y se ha convertido en articulo de tienda naturista y ya se hacen varios productos con sus fibras, pero lo más importante es legado histórico que ha dejado dentro de nuestra generación y de las venideras, ya que como lo dije antes nunca va desaparecer de nuestra cultura. Gracias estropajo por hacer parte de nuestras vidas y recuerdos de infancia.
Francisco Buitrago.

1 comentario:

ISABEL BOADA dijo...

Sin duda Simón Bolívar fue uno de los beneficiados por el estropajo.
Buen articulo.

No olvides!

Hola!
No olvides dejar tus comentarios, son muy importantes para mi, esto me ayudara a seguir creciendo como escritor.
Para salir del blog has click sobre cualquiera de los links que acá encuentras, esto te puede llevar a muchos lugares que te pueden interesar.

Francisco Buitrago.
Me siento en la obligación de enviar este mensaje, es extraño pero funciona!! Envía este mensaje a 10 amigos y después ves a la web http://zzz.totmania.net y verás escrito el nombre de la persona que te ama. Solo pierdes unos pocos segundos y te evitarás muchos males de amor.
Que estas buscando?